Dra. Elisa Urbano Psicóloga, sexóloga y Terapeuta
Educación sexual

Educación sexual

Factores influyentes en la sexualidad

Uno de los factores muy influyentes en las disfunciones sexuales es la educación que has recibido -tanto de los padres, la escuela, la religión, etc.-, si ésta ha sido restrictiva, o si no has recibido una información sexual adecuada.  

Si la instrucción es restrictiva o insuficiente, se puede haber formado una imagen negativa de la sexualidad, o un desconocimiento de la anatomía sexual y su función, como por ejemplo la ignorancia de la importancia del clítoris en la mujer, lo que puede provocar que se catalogue como frígida a una mujer que no lo es. 

Otro factor destacado a tener en cuenta es conocer cómo fueron tus primeras experiencias sexuales: si fueron demasiado tempranas o traumáticas, si ello te provocó inseguridad, et.

Un desarrollo físico precoz, por ejemplo, puede acomplejar si las actitudes familiares no apoyan la autoestima del adolescente concediéndole el respeto y la intimidad necesarios que permitan su ajuste psico-sexual.   

Una correcta educación sexual permite comunicarse a través de los sentidos del tacto, olfato, vista y gusto, generar vínculos emocionales e intensificar la intimidad. 

También la aceptación del propio cuerpo permite vivir la sexualidad con confianza y alegría. ¡Disfruta de tu cuerpo tal como es! Muchas mujeres están tan angustiadas  y pendientes de la “celulitis” (que, por otro lado, el hombre no ve) que no les permite otra comunicación más sensual con su pareja.

Y por parte del hombre, también se preocupa por el tamaño del pene, que considera que no tiene la medida adecuada, o bien por una disfunción eréctil puntual, a causa de los nervios, el alcohol, etc. puede darle una impresión a él mismo de falta de masculinidad. Y en muchas ocasiones las mujeres, en lugar de atribuir esta disfunción a los nervios, medicación, etc. y considerarlo algo puntual, lo atribuyen a su propia falta de atractivo, con lo que se complica, ya que nos encontraremos con dos personas con sentimientos de frustración y baja autoestima. 

En terapia, una reeducación sexual consiste en crear una relación de apoyo emocional que le permita al paciente abrirse a los cambios necesarios, desafiar los mitos culturales expresándolos y contemplándolos desde el punto de vista del adulto, hasta conseguir desbloquear su potencia sexual. Muchos psicólogos utilizan además el método del enfoque sensorial para crear un espacio libre de obsesiones por el problema. 

Conviene que estés informado sobre las normas de higiene sexual para evitar el contagio de enfermedades infecciosas, y sobre el control del embarazo. Ver Ciclo vital de la sexualidad, Evolución de la sexualidad, Prevenir enfermedades sexuales.

Dra. Elisa Urbano
Psicóloga, sexóloga y Terapeuta

Deja una respuesta

Cerrar menú
Translate »