Dra. Elisa Urbano Psicóloga, sexóloga y Terapeuta
Disfunción eréctil

Disfunción eréctil

¿Cuales qué es y cuales son las causas?

También se utiliza el término impotencia. Es un problema común, que preocupa en exceso a los hombres porque se tienen dificultades para mantener una erección y mantener unas relaciones sexuales satisfactorias.

Hay que distinguirlo de otros problemas sexuales, como son la falta de deseo, problemas de eyaculación prematura o retardada, o trastornos del orgasmo. Son cosas diferentes.

¿Porqué digo preocupa «en exceso»? porque un altísimo porcentaje de éste problema ocurre precisamente por esta preocupación. El hombre, por algún motivo le ocurre un día lo que vulgarmente llaman «latigazo» y, a partir de entonces, antes de realizar el amor empieza a pensar «me va a volver a pasar…» y, naturalmente pasa. De esta forma es como habitualmente ocurre en muchos casos en los que el problema es psicológico. En estos casos no se trata de ningún problema médico neurovascular, de forma que no duran mucho tiempo y desaparecen. Si duda y cree que el problema puede ser físico, es mejor que, aunque sea por precaución acuda a su médico.

La mayor parte de veces, en varones sanos, las causas son psicológicas. Un ejemplo: el chico tiene una cita con una nueva chica que le gusta mucho. Se pone muy nervioso (estrés) y teme que todo no vaya a ir bien. Y no va bien. Veremos el funcionamiento del sistema nervioso.

Cómo funciona el Sistema nervioso

El sistema nervioso está dividido en sistema nervioso central y en sistema nervioso periférico. 

El sistema nervioso periférico se compone del sistema nervioso somáticoy del sistema nervioso autónomo. El somático recibe información sensorial desde el sistema central y envía a los músculos información del movimiento. 

Mientras que el sistema nervioso autónomo (SNA), como su nombre indica, actúa de forma autónoma, sin que podamos ejercer control sobre él. Es el que nos interesa en éste caso. Regula de forma autónoma la secreción hormonal, la respiración, el funcionamiento del corazón, el estómago e intestinos y varios aspectos del acto sexual como la erección y la eyaculación.

A su vez, el Sistema nervioso autónomo se divide en:

  • Sistema nervioso simpático se encarga de regular las respuestas corporales de activación. Entra en un estado activo ante una situación amenazante aumentando la adrenalina y la frecuencia de latidos del corazón, la digestión se detiene, los esfínteres se contraen, aumenta el riego sanguíneo hacia los músculos y el cerebro y se retira de la zona genital, se estimulan las glándulas suprarrenales y la secreción de cortisol. Ésto es exactamente lo que ocurre en una situación de estrés o ataque de ansiedad.
    • Si se produce una activacióncontinua de estrés hay como consecuencia un desequilibrio que se puede manifestar como insomnio, falta de deseo sexual, fatiga crónica. Además, y muy importante, deja de funcionar el Sistema inmunológico.
  • Sistema nervioso parasimpático es responsable de volver al estado de equilibrio y conservación, poniéndose en marcha el Sistema inmunológico.

¿Que ocurre en la sexualidad con estos dos sistemas?

En el momento de hacer el amor el sistema nervioso está concentrado en la erección del pene (dependiente del sistema nervioso parasimpático). Si de repente pasa algo que nos altera, la erección desaparecerá de golpe, ya que se pondrá en alerta el sistema nervioso simpático. Y o funciona uno o funciona el otro, o se está activado o se está relajado. La excitación sexual satisfactoria precisa de un estado de relajación en esta fase. 

En una situación de estrés, ya hemos visto cómo se comporta el sistema nervioso: del mismo modo antropológico que si viéramos un león amenazante. Se retira la sangre del estómago y de la zona genital porque va hacia los músculos para correr mejor y poder huir del“peligro”. Es curioso, pero nuestro organismo reacciona así ante el estrés y ansiedad, como si fuera la misma situación. Es más, en situaciones de estrés si das una vuelta en la calle corriendo, consigues volver cansado pero mas relajado, y así conseguirás relajarte, y que se ponga en marcha el sistema nervioso parasimpático.

En una situación sexual, ante una situación de estrés, ocurre lo mismo. El sistema simpático nos prepara para el esfuerzo físico en el resto del cuerpo, en el caso del hombre el sistema parasimpático se encarga de retener la sangre en el pene para su erección. En caso de estrés el sistema simpático se activa y no permite al parasimpático retener la sangre en el pene porque se necesita en el resto del cuerpo.

Como decimos en el apartado de relajación: no podemos estar nerviosos y relajado a la vez.

Existen muchas causas posibles para la disfunción eréctil, y aunque la psicológica es la más común, y la más fácil de solucionar, como por ejemplo con la relajación para controlar el estrés, ansiedad o depresión. Si aprendemos a relajarnos con (Ver unas técnicas adecuadas) y de esta forma controlar el estrés, podemos solucionar el problema.

De no solucionar de esta forma, es necesario acudir al médico, ya que también pueden haber otro tipo de problemas, como físicas: enfermedades cardiovasculares, causas neurológicas, hormonales, o debidas la medicación que se esté tomando. .

Dra. Elisa Urbano
Psicóloga, sexóloga y Terapeuta

Deja una respuesta

Cerrar menú
Translate »